Belleza, imagen corporal
y cirugía estética

Marco Vitruvio

Marco Vitruvio

Fig 6. Marco Vitruvio

Marco Vitruvio Polion (80 a.c. – 15 a.c.) Nació en Mola de Gaeta, la antigua Formia. Fue soldado con Julio Cesar en Hispania y Grecia donde actuó de ingeniero militar. Cuando se trasladó a Roma, trabajó para las construcciones imperiales, primero de Julio Cesar y después de Augusto. Escribió el tratado de “Architectura” constituido por 10 tomos. En estos 10 libros (4) explica todas las teorías de la construcción desde cómo escoger el emplazamiento adecuado de una ciudad, a cómo realizar las murallas, como deben ser los edificios, si son para una función pública o privada, etc. como deben ser los canales de agua… Es muy importante las características que tiene que tener una obra,  que son conocidas  como la “Triada de Vitruvio”: Toda obra debe ser: “Firmitas, Utilitas, Venustas”, que quiere decir: solida, útil y hermosa.  

Vitruvio relaciona la forma aritmética con los principios pitagóricos para conseguir la auténtica belleza. Relacionado con la belleza, dice: “Obtendremos la belleza cuando su aspecto sea agradable y esmerado, cuando una adecuada proporción de sus partes plasme la simetría”.

La belleza está relacionada con la proporción natural y específicamente con la proporción del cuerpo humano. Para Vitrubio somos capaces de producir una obra bella si comprendemos los principios básicos de la proporción del cuerpo humano y de la naturaleza y los aplicamos sobre los espacios que proyectamos.

La obra de arte más excelente es el cuerpo humano. Al estudio que hace de las medidas del cuerpo humano le da el nombre de: “Canon de las proporciones humanas”. El rostro, desde la barbilla hasta la parte más alta de la frente, mide una décima parte de la altura total. La palma de la mano desde la muñeca hasta el extremo del dedo medio mide exactamente lo mismo. La cabeza desde la barbilla hasta la coronilla mide la octava parte del cuerpo humano.

Los 10 tomos del libro de Vitruvio pasaron al anonimato y se volvieron a redescubrir en la edad media. Se imprimieron en Roma por Fray Giovanni Sulpicio de Verolli en el año 1486. Leonardo Da Vinci toma las proporciones de Vitruvio para hacer una de sus grandes obras de arte y le dio el nombre de: “El hombre de Vitruvio”. El redescubrimiento en el siglo XV por Leonardo y Petrarca de las proporciones matemáticas del cuerpo humano descritas por Vitruvio fue uno de los grandes logros del Renacimiento.