Belleza, imagen corporal
y cirugía estética

APORTACIONES PERSONALES A LA CIRUGÍA ESTÉTICA FACIAL

La cirugía estética es muy amplia, nos atraen todos los campos pero vamos a hacer hincapié en aquellas áreas en las que hemos contribuido de una forma más específica.

Lipofilling

Es importante la utilización que se está haciendo de las sustancias de rellenos, fillers, en la cirugía estética facial. La persona mayor sufre una pérdida de volumen y caída de los tejidos.  Al efectuar relleno en determinadas zonas, si se hace correctamente, ayuda mucho a la reposición de este volumen perdido y por lo tanto al rejuvenecimiento facial

envejecimiento

Fig 26. Cambios de volumen en el envejecimiento

En la literatura  médica encontramos referenciados muchos rellenos que han sido muy perjudiciales destacando los polímeros de silicona. Hay que evitar lo rellenos permanentes. En la actualidad el material más utilizado es el ácido hialurónico porque estimula la producción de fibroblastos, activa la síntesis de colágeno, aumenta la angiogénesis y revitaliza y engrosa la piel al reestructurar la matriz extracelular Es importante su acción hidratante a nivel  dermico por sus propiedades viscolásticas: Además se reabsorbe, con lo cual no crea serios problemas si no estamos satisfechos con el resultado, ya que con el tiempo desaparece.

El ácido hialurónico es un material externo que se absorbe.

El material ideal parece que es la grasa del propio paciente. La grasa es el material de relleno más idóneo porque cumple varios parámetros:

No es tóxico, es biocompatible, no es inmunogénico ni irritante, es estable en el tiempo químicamente, es similar físicamente al tejido donde se implanta, no migra como hacían las siliconas y otros implantes, es económico ya que es del propio individuo. Tiene como inconveniente que si no prende bien se reabsorbe, y que no es esterilizable, por eso hay que obtener e inyectar los injertos de grasa en quirófano, y el que sea o no absorbible depende de cómo se realice el implante.

En nuestro libro: “Liposucción en Cirugía Plástica y Estética” publicado en el año 1987 con mi buen amigo el Dr. Vila Rovira, en el capítulo XV: “Autotrasplante de grasa, microliposucción y microinyección de grasa en la región facial”, explicamos la utilidad de obtener la grasa del abdomen, con el vacío de una jeringa, y una aguja de 14 o 16G y posteriormente inyectar este grasa en la región frontal, entrecejo, arrugas perioculares, surco nasogeniano, labio superior e inferior, región malar, mentón, región cervical.

Esta descripción que fue pionera y no hay otra cita previa en la bibliografía internacional, es lo que ahora se ha puesto de moda descrita por otros autores y que ha recibido el nombre de SNIF que es el acrónimo de  Sharp-Needle-Intradermal-Fat-Grafting. (20)

La grasa inyectada de esta forma en la dermis facial rellena las arrugas mejor que el ácido hialurónico y además el tejido adiposo tiene la fracción estromal vascular con stem cells o células madre que revitalizan y regeneran la dermis.

Igualmente se usa para rellenar las ojeras, el entrecejo, los surcos nasogenianos…

microfat

Fig 27. Microfat grafting en el surco nasogeniano.

Fig 28. Imagen pre y postoperatoria después de un microfat grafting.

En cirugía reparadora hemos descrito la utilización del lipofilling o inyección de pequeños injertos grasos, para el tratamiento de la lipodistrofia facial en pacientes VIH+ tratados con retrovirales. Esta técnica diseñada y puesta en marcha por mí, fue enviada y aceptada para su publicación a una revista internacional y mientras esperábamos su publicación,  fue presentada a un congreso por un colaborador mío, y publicada en los  abstracs del congreso figurando mi colaborador en primer lugar por ser el presentador y por ello esta referenciada unos meses antes que la publicación oficial en la revista Plastic and Reconstructive Surgery a la que se había enviado hacía más de un año. Con este colaborador pusimos en marcha una línea de investigación en este campo  que ha sido motivo de varias tesis doctorales, publicaciones,  capítulos de libros, premios internacionales…

Junto con los doctores Jaime Monner+, Jesús Benito y Joan Fontdevila, grandes amigos míos, fundamos la Sociedad Española de aplicaciones del Trasplante de Grasa. S.E.T.G.R.A. en 2009 para el estudio e investigación de los injertos grasos y sus aplicaciones clínicas.