Belleza, imagen corporal
y cirugía estética

I+D+I

No cabe duda de que esta bonita especialidad innovadora es un puntal en el avance de la cirugía y por ello quiero añadir este pequeño apartado en esta monografía dedicada a la cirugía estética y por ende, a la cirugía plástica.

La primera “I” de Investigación no necesita ninguna aclaración. La Cirugía Plástica incorpora los grandes avances de la ciencia, de la Física, de la Química, de la Cirugía Robótica, de la Genética, para hacer una cirugía más precisa y manos invasiva y las células madre, stem cells, para  fomentar la regeneración tisular.

Es a la Cirugía Plástica a la que debemos los grandes avances en Microcirugía para la curación de las pérdidas de sustancia, con las plastias de tejidos mediante el uso del microscopio para suturar pequeños vasos de menos de 1mm. O en la actualidad vasos linfáticos con hilos de sutura de 12/0.

La Cirugía Plástica incorpora la endoscopia para la obtención de colgajos y plastias cutáneas, de la misma manera ha incorporado los ultrasonidos, no solamente para técnicas de movilización de grasas, como la liposucción ultrasónica, sino también con el bisturí ultrafisión para hacer las incisiones lo más atraumáticas posible y para evitar los seromas y los linfedemas.

La Cirugía Plástica adopta la Cirugía Robótica, de la misma manera que ha incorporado el escáner de multidetectores, para escoger los vasos más adecuados para diseñar una plastia vascularizada por un vaso perforante directo.

Con la terapia inmunosupresora los trasplantes de cara y de extremidades han abierto un gran futuro a la cirugía reparadora.

La “D” de Desarrollo está vinculada a todo el avance empresarial que ha supuesto y supone la aplicación de todas estas técnicas con los nuevos materiales de relleno, prótesis mamarias,  maquinaria para poder realizar las técnicas más sofisticadas como la microcirugía, la endoscopia, la robótica, instrumental específico para cada nueva técnica…

La tercera letra la “I” la Innovación forma parte intrínseca de esta especialidad. Esta es mi letra preferida. La creatividad del cirujano plástico es fundamental cuando efectúa una cirugía estética. Cuando queremos efectuar una reparación de un área concreta en la que tenemos muchas opciones pero debemos escoger el método más sencillo capaz de reparar bien el defecto la innovación aparece, no quiere decir el más simple sino el mejor, a veces de una gran complejidad. La innovación es la que hace que no solamente sea una especialidad moderna, sino que sea una especialidad del futuro. Todo el cuerpo puede ser zona donante para la reconstrucción y ahora con los trasplantes las posibilidades son ilimitadas.

Es notorio el  empeño que están dedicando los cirujanos plásticos en la Ingeniería Tisular. A nivel cutáneo, junto con mi inteligente amigo, Alberto Sanchez Olaso, fallecido muy joven, realizamos un trabajo muy meritorio sobre la radiación de los fibroblastos 3T3 para el cultivo de queratinocitos para la formación de piel que fue motivo de su tesis doctoral dirigida por mí y que fue premio extraordinario. A nivel de formación de hueso es increíble los trabajos pioneros de formación de hueso para la reparación mandibular con Stem Cells procedentes de la pulpa dentaria donde los cirujanos plásticos de la Seconda Universita Deglli Studi di Napoli, dirigidos por el Prof. Francesco D´Andrea ya han reconstruido mandíbulas con esta técnica. Nuestros trabajos con las Stem Cells procedentes de la fracción estromal del tejido adiposo para su aplicación en la reconstrucción mamaria han sido referenciados en la bibliografía internacional.

La ingeniería tisular ha vuelto a abrir un campo ilimitado de innovación en cirugía plástica.

La cirugía intrauterina ha demostrado que existen enzimas que hacen que la reparación de la cirugía  intrautero cura sin dejar cicatriz. La síntesis de estas hormonas para ser aplicadas en la cirugía adulta realizará  cirugía sin cicatrices, que es una idea que estoy seguro que la veré hecha realidad y que ampliará  de una forma espectacular las aplicaciones de  la cirugía estética.

Joseph Edward Murray, cirujano plástico, premio Nobel de medicina por sus  aportaciones a los trasplantes decía:

«Las dificultades son oportunidades.»
Joseph E. Murray

«Los clínicos pueden ser científicos. Todos los días, en el cuidado de los pacientes, observamos eventos biológicos que pueden estimularnos para buscar mejores formas de ayudarlos. La esencia de un científico clínico es la curiosidad, la imaginación y la persistencia.»
Joseph E. Murray