Belleza, imagen corporal
y cirugía estética

Discurso de contestación

Exmo. Sr. Dr. José María Gay de Liébana Saludas


Excelentísimo Señor Presidente,
Excelentísimos Señores Académicos,
Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades,
Señoras y Señores

INTROITO Y CONTESTACIÓN AL DISCURSO DE INGRESO
La Reial Acadèmia de Doctors se complace en el día de hoy, señalada festividad en Cataluña al celebrarse en este 23 de abril de 2015 el tradicional día de Sant Jordi/San Jorge, en acoger y dar la bienvenida a esta Casa al Excelentísimo Doctor Don José María Serra Renom, sobre cuyos méritos hablaré a continuación. Agradezco a nuestra Institución a través de su Presidente, Excmo. Dr. D. Alfredo Rocafort Nicolau, el honor que me otorga en este acto al encomendarme la tarea de responder al recipiendario.

No hace mucho tiempo, un año menos seis días, el 29 de abril de 2014, nuestro admirado compañero y académico de pro, Excmo. Dr. D. Xabier Añoveros Trías de Bes, se responsabilizaba de contestar, con motivo de su discurso de ingreso, al académico Excmo. Dr. D. Joan Olivé Zaforteza. Decía entonces el Dr. Añoveros Trías de Bes que "en nuestra Academia, al tratarse de una institución multidiciplinar, existe una norma no escrita, que hay que incluirla por tanto en el campo de la costumbre, que a veces por determinadas circunstancias no se cumple, por la que la contestación la hace un académico de una disciplina distinta a la del académico entrante". Si entonces tal norma no escrita, consolidada por la costumbre, se cumplía, como subrayaba el Dr. Añoveros Trías de Bes, hoy, tomando a préstamo sus palabras, lo vuelve a hacer, tal y como evidencian los colores de las respectivas mucetas.

Al recibir la propuesta de nuestro Presidente para que fuera este dicente quien se encargara de contestar al Académico recipiendario, Dr. Serra Renom, prestigioso médico y reconocido catedrático, afloraron las dudas de quien es absolutamente profano en menesteres de galenos – "No me avergüenza confesar la ignorancia de lo que no sé", dixit Cicerón y mía hago la sentencia -, personificando un atávico complejo hipocondríaco con su vis aprensiva.
Se explica así que tras un sugerente título del discurso de ingreso del Dr. Serra Renom, cual es el de "Belleza, imagen corporal y cirugía estética", me invadieran titubeos, rarezas y prejuicios para proceder a la lectura del trabajo al que tenía que contestar.

Ciertamente, todo fue iniciar la lectura del discurso del Dr. Serra Renom para que mis temores se desvanecieran y aquellos fantasmas que pululaban por mi mente desaparecieran, contagiándome hálitos de placidez. El Dr. Serra Renom, confirmando su preparación académica que no abarca exclusivamente el campo de la Medicina sino que se extiende también al de la Psicología y el Arte, y creo que muy consciente de lo que es la tan necesaria psicología médica, aquella que calma al paciente y mima con cariño y ternura al enfermo, inicia su exposición planteando y diseccionando el significado de la belleza, trazando un ágil y dinámico recorrido por el pensamiento de virtuosos clásicos y de celebérrimos sabios que han ido esculpiendo nuestros cimientos culturales, filosóficos y artísticos. "In promptu", aquellas preocupaciones, y por qué no decirlo, miedos, de este lego en la materia ante el compromiso de tener que ahondar en la esencia del discurso del Dr. Serra Renom, se disiparon. Quizá fuese porque como decía Diego de Saavedra Fajardo, pensador político nacido también – como quien suscribe - un 6 de mayo aunque del año 1584, "el saber ser ignorante a su tiempo es la mayor prudencia", o como escribía William Shakespeare, fallecido precisamente un 23 de abril, de 1616, "no hay oscuridad; sólo ignorancia".

Porque el discurso de un cirujano, sobre quien a continuación haremos la pertinente laudatio, no arranca en el ambiente, a veces extraño, de un quirófano o en un inhóspito escenario hospitalario, sino que despunta evocando, entre otros, a Pitágoras, Sócrates, Platón, Aristóteles, Marco Vitruvio, Leonardo Da Vinci – interpretando su famoso dibujo del Hombre de Vitruvio -; el Número Áureo, descrito por Euclides como mencionaba el recipiendario, que Fray Luca Pacioli consideraba como divino comparándolo con la unidad de Dios; fijándose en La Gioconda pintada por Leonardo Da Vinci, llevando todo ello, como indica el Dr. Serra Renom, a la utilidad que los parámetros de simetría, proporción y armonía, representan para el Cirujano Plástico a fin de corregir una alteración o dismorfia.
El celo artístico del Dr. Serra Renom y el estudio en el concepto de belleza en las proporciones del cuerpo humano, irradian perfectamente en la primera parte de su amable y atractivo discurso de ingreso en esta Reial Acadèmia.

En la segunda parte, el Dr. Serra Renom indaga en el concepto de imagen corporal, como percepción de nuestro cuerpo, formada por nosotros mismos con experiencias cinestésicas y ópticas. No se limita el Dr. Serra Renom a profundizar en aspectos propios de la ciencia médica; confiere, en su argumentación, un relieve palpitante al conectar la idea de la imagen corporal con la influencia de las penetrantes redes sociales como Facebook, Instagram, el tan en boga Selfie, Twitter…, aseverando que confluyen hoy en día muchos factores externos que repercuten en nuestra última percepción de la imagen corporal, internalizándola: vida social, modas, tendencias…

Describe el Dr. Serra Renom la significación del concepto de dismorfofobia y su relación con la cirugía estética, precisando que los valores sociales tienen una influencia decisiva en la imagen del cuerpo y son determinantes para su autoestima. No choca, pues, que a menudo sepamos de casos de celebridades cinematográficas y artísticas, que padecen un trastorno mental que les lleva a querer cambiar su aspecto. La dismorfofobia provoca que una persona se vea a sí misma, o a una parte de su cuerpo, de forma distinta a cómo es en realidad. De carecer de una visión real se pasa a una obsesión, desatándose la angustia y el malestar.

La tercera parte del discurso representa una singladura por la Cirugía Estética, navegando con rumbo inteligente y destreza, sin cargas superfluas ni excesivas, en un lenguaje llano y absolutamente comprensible para los profanos en la cuestión, entre los que – repito -me cuento, hablando de actores y actrices que no quieren envejecer y buscan la solución en la cirugía estética aunque, como enfatiza y acaba de decir el recipiendario, no son pacientes de cirugía estética pese a que cosmetólogos cirujanos con mal criterio médico los intervengan. Operaciones que se van saldando con resultados desastrosos, apunta el Dr. Serra Renom, causando esas obsesiones lo que en psicología se conoce como el Síndrome de Dorian Gray.

Conviene indicar, como muy bien señala el Dr. Serra Renom, que la cirugía estética difiere de cualquier otro procedimiento quirúrgico al ser solicitada por el paciente y no a instancia del médico, comportando que éste indague en el porqué de la petición. La labor del cirujano plástico requiere, por ende, mucho más que la ya de por sí compleja y exigente sapiencia quirúrgica, al tener que recurrir a conocimientos de psicología y psiquiatría para entender las motivaciones de los pacientes. Esta necesidad encaminó al Dr. Serra Renom a formarse en los campos de la psicología y psiquiatría.

Como indica el Dr. Serra Renom, la cirugía estética incide en las alteraciones de la imagen corporal que causan sufrimiento, precisando que el nombre correcto es el de Cirugía Plástica, al modificar la forma externa de una parte del cuerpo humano alterada.

Después, profundiza el Dr. Serra Renom en el análisis facial y glosa sus significativas aportaciones personales a la cirugía estética facial como son Lipofilling, Rinoplastia, Lifting frontal endoscópico, rejuvenecimiento periorbitario, cirugía de la mirada y vector negativo facial, lifting facial y cervical, rejuvenecimiento corporal y reducción mamaria y pexia mamaria, aumento mamario, reconstrucción mamaria y tumorectomía y autoprótesis de plaquetas, turmorectomía y colgajo de latissimus dorsi con endoscopia, reconstrucción mamaria con endoscopia, lipofilling para crear nuevo plan subcutáneo o un cleavage o surco intermamario más armónico, lipoescultura y liposucción, microcirugía y cirugía reparadora.

Y agrega el Dr. Serra Renom que la idea de que en cirugía oncológica o en secuelas postraumáticas lo importante es extirpar el tumor o curar la herida sin contemplar el resultado estético, no es de recibo en el siglo XXI.

Acerca de los detalles sobre las singulares contribuciones formuladas por el Académico recipiendario, a causa de mi incultura, remito Excmo. Sr. Presidente, a la lectura del excelente trabajo del admirado Dr. Serra Renom.

Si la medicina, de por sí y con mayor énfasis en los tiempos que corren, está en constante evolución, el nuevo Académico, en 1997, defendió un cambio de denominación de la especialidad de Cirugía Plástica y Reparadora por el de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Lo hizo, como recordaba hace escasos minutos, en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona coincidiendo con la clausura del XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, por él presidida, dirigiéndose al entonces Ministro de Sanidad, Manuel Romay Beccaria, y estando presente, entre otros, el inolvidable Rector Doctor Antonio Caparrós.

La especialidad ejercida por el Dr. Serra Renom es relativamente reciente o, cuando menos, pujante e innovadora en los últimos años, adquiriendo un protagonismo que pide su propio y pertinente espacio en la enseñanza de la Medicina y en el campo de la Cirugía. Uno de los firmes valedores para que la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora tenga, en suma, el reconocimiento pertinente en los estudios universitarios de Medicina, es sin duda el Dr. Serra Renom.

El hilo argumental en pos de ese posicionamiento de su especialidad en el terreno docente, lo explica el recipiendario remontándose al papel de la cirugía en el siglo XIX y alabando el quehacer de los cirujanos que, gracias a la evolución habida y al esfuerzo realizado, ha alcanzado unas cotas altísimas. En ese sentido, el Dr. Serra Renom, aboga por que especialidades clásicas, como la Cirugía explicada por cirujanos digestivos o la medicina global a través del magisterio del internista, logren en la medicina moderna cada vez mejores resultados merced a un aprendizaje real y con práctica diaria. La Cirugía Plástica, especialidad horizontal y modernizadora que colabora con todas las disciplinas quirúrgicas, deviene en integradora en tanto que puntera en los recientes planes de estudio y primordial en el Proyecto Bolonia.
Subraya el Dr. Serra Renom que el estudiante de medicina ha de saber curar una herida, conocer sus procesos de cicatrización y dar puntos de sutura en una herida simple, incumbiendo a la Cirugía Plástica avanzar e indagar en técnicas de sutura más perfeccionistas y precisas, desarrollándolas y aplicando mejores soluciones y materiales más avanzados.

Sobresalen, por consiguiente, las positivas y benignas funciones de la Cirugía Plástica, Reparadora y Estética impidiendo una cirugía mutilarte, que deje con mala calidad de vida al paciente. Así, múltiples son las facetas en las que el Dr. Serra Renom vincula directamente la Cirugía Plástica con otras singularidades de la Medicina: Ginecología, Cirugía y Oncología, Traumatología y Dermatología, reconociendo en todo instante la eficacia de la labor tanto del médico generalista como de los distintos especialistas, e incidiendo en la cercanía de la Cirugía Plástica con esa manifestación cotidiana de la medicina al límite que suelen ser las siempre prodigiosas Urgencias. En fin, la Cirugía Plástica persigue evitar cicatrices inestéticas, retráctiles, que perjudican la imagen corporal.

De ahí, los esfuerzos, magníficamente narrados, en aras de vincular la Cirugía Plástica española con el mundo universitario, cuya contextualización converge, en seguida, en la merecida Laudatio del recipiendario.

Antes de ello, sí conviene remarcar el trinomio con el que concluye su discurso el Dr. Serra Renom: I + D + I. A simple vista, esas tres letras que tanto impregnan el lenguaje de los economistas, irrumpen en una prédica de sesgo galénico. Sin embargo, las siglas de I + D + I resultan fundamentales en la Cirugía Plástica.

En efecto, porque la primera "I" es la inherente a Investigación. La Cirugía Plástica está incorporando los grandes avances de la Física, de la Química, de la Cirugía Robótica, de la Genética, consiguiendo una cirugía más precisa, menos invasiva, mancomunándose con la endoscopia, a la vez que coadyuva al desarrollo de la Microcirugía. Sin entrar en otras explicaciones, piénsese en la contribución de la terapia inmunosupresora en trasplantes de cara y de extremidades que abren un brillante futuro a la Cirugía Reparadora.

La "D", de Desarrollo, conecta con toda suerte de progresos y perfeccionamientos empresariales redundando en la aplicación de técnicas con nuevos materiales de relleno, prótesis mamarias, revolucionarias máquinas…, que facilitan el uso de tecnologías muy sofisticadas en microcirugía, endoscopia, robótica, instrumentales específicos…

La "I" de Innovación es la letra preferida del Dr. Serra Renom, y en ella se simboliza la creatividad y el arte del cirujano plástico, que se antoja como primordial en la cirugía estética. El desafío de reparar un área concreta del cuerpo ante el que aparecen distintas opciones, fomenta la innovación e incentiva descubrimientos, otorgando a la Cirugía Plástica la categoría no solo de especialización de presente sino sobre la que se vislumbra un esplendoroso futuro. Tal vez sea acá, diríamos desde nuestro desconocimiento, donde la medicina culmina en el digno arte de los médicos y los cirujanos plásticos se catapultan hacia el altar de los venerados y egregios artistas o taumaturgos, a caballo entre hacedores de magia y galenos dotados de poderes con los que obrar milagros.


LAUDATIO
Posiblemente, en este discurso de contestación hayamos ultrajado cánones académicos cuales serían los del debido y riguroso orden y decoro que debe imperar en la liturgia de esta Institución, al haber contestado, en primer lugar, a la soberbia exposición del recipiendario, dejando para la parte final la merecida Laudatio. No obstante, Excmo. Sr. Presidente, consideramos que la cadencia singular del discurso del nuevo Académico bien merecía, por nuestra parte, ligar su intervención, docta y científica, con la simpleza del iletrado en el saber de los galenos y la futilidad del carácter pusilánime e hipocondríaco, a la sazón, de quien esto suscribe. Superado, supongo que con más pena que gloria, el embarazoso trance, llega el momento de hacer una sucinta semblanza del nuevo Académico, Doctor José Mª Serra Renom; decimos sucinta por cuanto el currículum del que disponemos contiene 158 páginas.

Licenciado y Doctor en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, el Dr. Serra Renom obtuvo posteriormente el título de Especialista en Cirugía Plástica y Reparadora por la Universidad de Zaragoza.

Está en posesión del título de Bachelor of Arts en Psicología, por el Instituto de Artes Liberales de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra, presentando su tesis bajo el título de "Rinoplastia, Tratamiento Psicosomático". Obtuvo después el Master en Arte, por la misma institución, versando su tesis sobre "Los Crucificados de Juan de Ancheta vistos por un galeno".

Ha sido Profesor Adjunto de la Cátedra de Patología Quirúrgica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, actualmente en situación de excedencia, y ha sido, entre 1995 y 2008, Profesor Asociado Médico en Cirugía Plástica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.

En 1982, se responsabilizó de la puesta en marcha, en la Clínica Universitaria de Navarra, del Servicio de Cirugía Plástica con docencia MIR (Médicos Internos Residentes) y la asignatura de Cirugía Plástica que era la primera vez que se impartía en la Universidad española.

Fue secretario y coordinador del Programa de Doctorado en Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra entre 1989 y 1992, y Profesor de la Escuela Universitaria de Enfermería de la misma Universidad, en la asignatura Médico-Quirúrgica en esos años.

En 1992, el Dr. Serra Renom obtenía por concurso oposición la plaza en el Hospital Clinic de Barcelona, fundando el Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora, también con docencia MIR e impartiendo la asignatura de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora así como un Curso de Doctorado en esta especialidad.

Mañana, 24 de abril 2007, se cumplen ocho años de su toma de posesión, con la consiguiente lección magistral, de la Cátedra Laboris de la Universidad de Monterrey.

Tras su debida acreditación, el 30 de junio de 2009 obtenía, por concurso oposición, la plaza de Catedrático de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de la Universitat Internacional de Catalunya, siendo la suya la primera Cátedra en dicha especialidad de España, hecho que pone de manifiesto, al margen de los méritos y trayectoria del recipiendario, la plena integración de la UIC en el proyecto universitario Bolonia así como el aprovechamiento de los recursos docentes disponibles por parte de la Universitat Internacional de Catalunya en pos de una formación de primerísimo nivel de sus alumnos de la carrera de Medicina.

Fue nombrado en 2010 Profesor Visitante de la Lanzhou University, en China.

Tanto en la Universidad de Navarra como en el Hospital Clinic de Barcelona y en la misma Universidad de Barcelona ha desempeñado distintos puestos docentes y asistenciales, siendo coordinador en el Hospital Clinic del área de Cirugía Maxilofacial entre 1998 y 2008.

Desde el año 1992, es Director del Instituto de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Quirón de Barcelona.

Director de varias tesis doctorales, coordinador y profesor en distintos programas de Doctorado de la Universidad de Barcelona y de la Universidad de Navarra, su actividad investigadora es digna de resaltar al haber dirigido diversos programas, entre ellos, de Microcirugía Vascular y Nerviosa; de Aplicaciones del cultivo de piel en Cirugía y utilización de los factores de crecimiento; de Aplicación de la Expansión Tisular en la Reconstrucción mamaria; de Aplicaciones y Desarrollo de la Endoscopia en Cirugía Plástica; de Tratamiento de la Lipodistrofia en pacientes VIH positivos; de Utilización de los Preadipocitos-Stem en la regeneración tisular; de Estudio embriológico de las Malformaciones Congénitas de la Glándula Mamaria…

Es autor de varios libros junto a otros prestigiosos médicos, entre quienes cabe citar al admirado, y apreciado a título personal por este dicente, Dr. Ramón Vila Rovira – quien me honró con su presencia y compañía en el solemne acto de mi ingreso en esta Reial Acadèmia de Doctors -; Dr. Cañadell, Doctores Monner y Benito.

Además de su papel como editor en Libros de Resúmenes de Congresos Nacionales de la Asociación Española de Microcirugía y de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, el Dr. Serra Renom participa con sus contribuciones en numerosos capítulos en libros publicados en España y en el extranjero, publicando desde el año 1978 innumerables artículos - en torno a 200 le hemos contado - en revistas nacionales y extranjeras, a cuya obra literaria habría que sumar su labor como editor y/o coordinador de números monográficos dedicados a temas de su especialidad y otros trabajos de divulgación que constan en libros de actas y transacciones de congresos y reuniones científicas – rozando también los 200 -.

Otrosí, su faceta publicista y divulgativa se vehiculiza a través de vídeos, desarrollando por añadidura diversos proyectos de investigación subvencionados, algunos de ellos con cargo al Fondo de Investigación Sanitaria del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y otros no subvencionados.

En un investigador de la talla del Dr. Serra Renom no sorprende que sus comunicaciones y ponencias presentadas a congresos sobrepasen, hasta el pasado año 2014, las 600 en el ámbito nacional y en el plano internacional, entre Europa, Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá, Israel, Turquía, y China, sean más de 100.Su presencia en foros médicos se extiende igualmente a sus intervenciones como panelista, moderador, co-presidente, vicepresidente, director, secretario, ponente, conferenciante, coordinador en unas 200 mesas redondas, conferencias y cursos celebrados en España, Europa, América y Asia.

Su dinamismo e imparable actividad lleva inevitablemente a que haya impartido incontables cursos y seminarios en varias universidades españolas y a que haya formado parte tanto en calidad de presidente como de vocal de Comités Científicos y Organizadores de Congresos, director o co-director de Cursos y Simposios que han tenido lugar en España durante las últimas décadas.
En el transcurso de su trayectoria, el Dr. Serra Renom ha asistido como participante y, en consecuencia, recibido más de 300 cursos en España y del orden de 70 en distintos países europeos, Estados Unidos, Latinoamérica, Canadá, Israel, China.

Beneficiario de varias becas universitarias y de investigación, el recipiendario fue galardonado en 1982 con el Premio de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética por el mejor trabajo científico presentado; distinguido en 2006 en Madrid con la insignia de Oro y Placa de la misma Sociedad con motivo de su 50 aniversario, juntamente con la Real Academia Nacional de Medicina; obtuvo el Primer Premio a la mejor presentación en Clínica y Tratamiento en el IX Congreso Nacional sobre el SIDA, conjuntamente con los Doctores Fontdevila y Gatell; y en 2007, fue reconocido en Nueva York y San Diego con Sherrell J. Aston Award de la Aesthetic Surgery Education and Research Foundation 40th Annual Meeting of The American Society of Aesthetic Plastic Surgery & Aesthetic Surgery Education and Research Foundation.

Asimismo, el Dr. Serra Renom es miembro del Consejo de Redacción de Revistas de Medicina tanto europeas como internacionales y también españolas, y pertenece ya sea como Presidente, Vocal, Socio Fundador y Miembro a Sociedades Científicas Nacionales, ocupando cargos de responsabilidad o como miembro numerario o socio en diversas Sociedades Internacionales o Extranjeras.

Forma parte como Vocal, Secretario y Presidente de Tribunales de Tesis Doctorales y tesinas para la obtención de la Suficiencia Investigadora y Diploma de Estudios Avanzados, en la Universidad de Navarra, Universidad de Pamplona, Universidad de Zaragoza, Universitat Internacional de Catalunya, Universidad de Barcelona, Universidad Cardenal Herrera de Valencia y Universidad Autónoma de Barcelona. Igualmente ha sido Secretario del Tribunal para plaza de Profesor Asociado del Departamento de Cirugía y Especialidades Quirúrgicas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.
Su sólido currículum académico y docente concluye, por el momento, evocando sus estancias en hospitales extranjeros en Reino Unido y en la Universidad de Londres, en la Universidad de Milán, en el Hospital Civil de Brescia, en Nueva York, en Miami, en Louisiana, en New Jersey, en Berna y en Toronto.

Realmente, como se constata en este discurso de contestación, la actividad científica, académica y profesional del Dr. Serra Renom es intensa, pródiga, incansable, constante, sin el más mínimo resquicio al desaliento, imparable, polifacética, apasionante, sin atisbos de decaimiento, caracterizándose por un tesón sin freno y una vocación asombrosa, coligiéndose de ello un papel dinamizador en su campo de actuación y, al mismo tiempo, liderando interesantes iniciativas, tomando las riendas de numerosos proyectos y programas de investigación que, como antes se deslizaba, hacen del Dr. Serra Renom todo un referente y una prestigiosa autoridad en la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, remachada por su estatus de primer Catedrático de tal especialidad en el seno de la Universidad española a la par que por los puestos de responsabilidad desempeñados en el marco de referencia de su profesión.

Acabo ya, Excmo. Sr. Presidente. Lo hago, ante todo, dejando constancia de mi admiración personal y profesional hacia la figura del Dr. Serra Renom, médico excepcional y hacedor de tantos y tantos pequeños milagros en la imagen corporal de muchísimas personas, autoridad consagrada en el campo de la Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, con su vasta sapiencia para desempeñar su quehacer, liderando esa parcela tan actual y agradecida de la Medicina que en su día eligió, por su aleccionadora perseverancia, por su devoción a su profesión y por esa exultante pasión que rezuma su trayectoria.

Las incalculables contribuciones que en el transcurso de los años y a través de su edificante cometido ha efectuado el Dr. Serra Renom, junto con sus ahíncos, proyectos y entusiasmo, fluyen a partir de este momento a la Reial Acadèmia de Doctors. La claridad y la accesibilidad de sus planteamientos, deslizados durante esta tarde en este histórico Salón, a lo largo de los párrafos de su discurso de ingreso en esta Casa, unido a esa hoja de servicios que merece todo tipo de encomios, hacen del Dr. Serra Renom un Académico Numerario de primerísimo nivel que, desde hoy mismo suma a la hora de fortalecer y dar lustre a esta Real Institución. Ambos, Dr. Serra Renom y Reial Acadèmia de Doctors, se han cruzado en sus respectivos caminos y las sinergias que a partir de este momento se produzcan, se trasladarán al terreno de la ciencia, en el seno de nuestra Institución.

El Dr. Serra Renom, nuestro ya compañero, representa para la Reial Acadèmia de Doctors una incorporación destacadísima, imprimiendo un selecto plus del que esta Casa siempre saldrá beneficiada.

Las felicitaciones, en una jornada como ésta, son, cómo no, al Dr. Serra Renom, en su calidad de recipiendario y nuevo Académico, y, al mismo tiempo, los plácemes se han de hacer extensivos a la propia Reial Acadèmia de Doctors, y a todos sus miembros, por el indudable acierto que constituyó su elección y ahora su ingreso.

El mismo día en que una figura de la talla de Shakespeare fallecía en Inglaterra, 23 de abril de 1616, era enterrado en Madrid el insigne escritor Miguel de Cervantes y Saavedra. Nos encontramos justo a un año de que se celebre el cuarto centenario del fallecimiento de tan ilustres escritores. En una fecha del calendario que marca una jornada como la de hoy, 23 de abril, día de libros y de rosas, no sería justo concluir este discurso de contestación sin traer a colación un aforismo de la gran pluma de oro de las letras españolas. Escribía Cervantes, a propósito de la ignorancia, que "Todo aquel que no sabe, aunque sea señor y príncipe, puede y debe entrar en el número del vulgo".

Termino, tras leer y escuchar al Dr. José Mª Serra Renom, haciendo mía aquella sentencia del Quijote: "hasta aquí he estado en una grande ignorancia", y con un abrazo fraternal, en nombre propio y en el de todos los académicos presentes, le doy al Dr. Serra Renom la más cálida, sincera y afectuosa bienvenida a la Reial Acadèmia de Doctors.